Arquitectura comercial aplicada al diseño de oficinas - MEPAL
Por: Mepal

Arquitectura comercial aplicada al diseño de oficinas

17 febrero, 2020

arquitectura-comercial

La arquitectura comercial diseña espacios para las empresas con el fin de atraer más clientes. Actualmente, esta rama de la arquitectura atiende con especial interés a las experiencias que se pueden crear en los espacios y a la interacción entre las personas que se desenvuelven en ellos. El interés es tal que una cuidada elección del mobiliario es capaz de contar las mejores historias relacionadas con el negocio y la cultura de la organización.

 

Tendencias comerciales aplicadas al diseño de oficinas

 

Dos tendencias se han extendido en el diseño de oficinas modernas: work & play y storytelling. Su objetivo común es que los colaboradores ganen en inspiración y sientan apego y fidelidad por la organización en la que trabajan.

 

Work & play

 

El objetivo de esta tendencia es crear espacios para el ocio y el descanso de los colaboradores. En este sentido, las oficinas modernas poseen espacios y muebles para divertirse con videojuegos tradicionales o de realidad virtual, o para jugar tenis de mesa, billar o cualquier juego de mesa. Incluso algunas oficinas poseen dispositivos de video y sonido para ver películas o disfrutar con sesiones de karaoke.

 

Estas actividades no solo sirven como entretenimiento: son valiosas para mejorar las habilidades de trabajo en equipo, la creatividad, la innovación y la concentración. Por ello se recomienda que los arquitectos y diseñadores dispongan áreas tanto para trabajar como para jugar; incluso algunas áreas integradas, en las que el mobiliario forma parte de la diversión, con hamacas, puffs, columpios, cojines o muebles ajustables y móviles.

 

En este sentido, las empresas de tecnología se destacan por sus originales espacios de trabajo y además de por su creatividad e innovación. Las de Silicon Valley han dado el ejemplo; sin embargo, Latinoamérica no se queda atrás. Un ejemplo es Globant, una empresa argentina de informática y desarrollo de software que opera en varios países, en su mayoría latinoamericanos. Sus oficinas en Bogotá y Ciudad de México destacan por su estilo centrado en la creatividad: tienen salas de música y áreas para tormentas de ideas y para el intercambio social. Unos espacios asemejan carreteras, otros parecen vidrieras de tiendas que exhiben figuras hechas con piezas de Lego, otras áreas tienen tapetes de pasto artificial, entre otros diseños. La intención es que los colaboradores trabajen y al mismo tiempo interactúen, jueguen, se sorprendan, se estimulen y se diviertan.

proyecto metro medellin

Créditos: Mepal

Storytelling

 

Contar historias siempre es efectivo: las personas se vinculan emocionalmente y en la organización se logra sentido de pertenencia, pues se fomentan los valores colectivos. Contar historias con la arquitectura es muy eficiente, pues no hay mejor forma de contar algo que mostrarlo y emplearlo. Por ello, las organizaciones deben crear espacios que hablen de su razón de ser: de por qué y para qué existen.

 

Unilever es un ejemplo destacado. Cuando encargó el diseñó de su oficina en Nueva Jersey, quería contar su historia de marca basada en la sostenibilidad y que este valor atrajera al mejor talento humano. La recepción se hizo con madera de árboles reciclados y se incorporó tecnología inteligente para que los colaboradores controlen la temperatura desde sus celulares; además, se instalaron 15.000 sensores que miden humedad, luz, temperatura, dióxido de carbono y ocupación de los espacios.

 

Además se propició la disminución de la huella de carbono del edificio y se diseñó un pabellón de entrada al edificio con áreas de compra, trabajo y socialización que incluía varios productos de la marca, espacios con una cuidada estética que hacen que los colaboradores se conviertan en embajadores de la marca cuando comparten en las redes sus fotografías.

 

En 2025, el 75% de los trabajadores serán millennials. Por ello, las empresas deben incluir espacios que potencien el interés de sus colaboradores, con un atractivo tal que sean incluso “instagrameables” y que promuevan el sentido de pertenencia. Debe haber espacios tanto para el trabajo como para el juego y, en general, las oficinas deben contar historias que estrechen los lazos entre los empleados y sus empresas y que ofrezcan experiencias entre clientes y marcas

Compartir:

Fuentes