¿Qué debes saber sobre cajas de conectividad para oficinas? - MEPAL
Por: Mepal

¿Qué debes saber sobre cajas de conectividad para oficinas?

30 septiembre, 2019

oficina moderna

La conectividad en las oficinas es uno de los 50 elementos que los trabajadores perciben como esenciales. La consultora Leesman encuestó 250.000 colaboradores y 58% aseguró que tener acceso a puntos de conexión eléctrica y de internet en la oficina, es indispensable para hacer su trabajo, además de contribuir a su satisfacción laboral en un 70,8%.

De hecho, un estudio divulgado por New Buildings Institute sugiere que entre el 15 y el 30% de los trabajadores de oficinas están insatisfechos con la conectividad.  La razón puede ser que no hay suficientes puntos de conectividad en las oficinas, o que sí los hay, pero su distribución dificulta su acceso, lo que conlleva riesgos e incomodidades por la presencia de cables y extensiones sobre las mesas, o incluso en espacios transitados por los colaboradores. Para solucionar esta situación, se desarrollaron los grommets eléctricos o cajas de conectividad.

 

¿Qué es un grommet o caja de conectividad?

 

Es un artefacto que acumula puertos o terminales de diversa naturaleza como USB, electricidad, audio, red local (LAN), internet y reproducción de vídeo. Esta solución hace que el cableado viaje de manera segura, tras los revestimientos de las paredes, el piso o directamente a través del mobiliario, además de acercar los puertos o terminales hasta los dispositivos y las estaciones de trabajo.

Los grommets o cajas de conectividad vienen de diferentes tamaños y cantidad de puertos o tomas según la necesidad del espacio. Por supuesto, también vienen en diferente estética para combinar de manera más armónica con la oficina: formas circulares, cuadradas y rectangulares, con colores como negro, blanco, gris y acabados mate o metalizados, incluso jugando con diferentes texturas.

Algunos incluyen una tapa estilo pop-up, que no entorpece en la superficie y los hace seguros ante accidentes como derrame de líquidos en las mesas. Otros son una especie de almacenadores de cables, de los que se puede halar los cables USB, de internet y otros, para acercarlos hasta donde se desea y luego recogerlos y guardarlos de manera ordenada e invisible.

 

¿Cuál es la solución ideal para su oficina?

 

Aunque no existen reglas o recomendaciones universales establecidas para escoger el grommet adecuado se sugiere      tener en cuenta sobre todo el propósito del espacio y la ubicación que podrían tener los mismos.

muebles de oficina

Créditos: Mepal

Propósito del espacio

 

El propósito del espacio da una idea del tipo de conexiones que se necesitan. Por ejemplo, para una sala de reuniones sería útil contar con un puerto de conexión para un video beam y también un puerto de audio lo cual facilitará el trabajo virtual o presentaciones. Un terminal de cable de red o internet también sería útil, mientras que la cantidad de enchufes a corriente eléctrica y puertos USB podría limitarse a dos o tres.

También, en una sala de reuniones tradicional donde todos los participantes están alrededor de una mesa, lo recomendado es que el grommet se incorpore a la mesa cerca de las puntas, de esta manera estará cerca de los dispositivos que controlan el audio y el video. En caso de que en la mesa se espere un número de participantes mayor a 6 y sea frecuente el uso de dispositivos, pueden ubicarse grommets con conexiones USB cerca de cada puesto.

Sin embargo, las oficinas convencionales son espacios con otro tipo de requerimientos. Por ejemplo, los puertos de audio y video no son tan útiles como tener más espacios para tomas de corriente eléctrica y los cables USB, para el computador y otros dispositivos de uso recurrente.

 

Ubicación de los Grommets

 

La ubicación de los grommets puede variar dependiendo de ciertas características de la oficina. En las oficinas con estaciones de trabajo compartidas, con mesas grandes donde los usuarios interactúan para lograr su tarea, los grommets en el mobiliario son la mejor opción para facilitar la interacción entre los usuarios en este tipo de estación de trabajo. La capacidad de puestos que tenga la mesa, debe coincidir con la de conexiones eléctricas y USB, para asegurar que cada usuario puede conectar al menos un dispositivo.

En el caso de los escritorios de trabajo clásicos (puestos de trabajo fijo), o estaciones de trabajo de concentración, el grommet bien puede ubicarse precableado en el mobiliario. Se recomeinda que se ubique en la superficie superior del mismo,  cerca de las esquinas lejanas a donde se sienta el usuario del mobiliario, así el grommet y las conexiones no entorpecen el rango de movimiento de las manos del usuario . Otra opción es colocarlo en el piso si el usuario trabaja con una PC de escritorio, así los cables de internet y corriente no se arrastran de manera peligrosa y desorganizada  por el piso del lugar.

Las oficinas pequeñas, donde no se puede jugar mucho con el espacio, puede incluir los grommets precableados en el mobiliario, mientras que oficinas más grandes o con tendencia a la movilidad, pueden tomar esta y otras opciones como el piso y las paredes para colocar allí puntos de conexión cercanos a sofás o mesas de interacción como dictan las tendencias de diseño de oficinas.

 

Algunos grommets pueden colocarse en el mismo sofá e incluso vienen incluidos en objetos como lámparas. Aprovechar la virtud de mobiliarios integrados con cajas de conectividad facilita la reconfiguración de los espacios y la labor de los trabajadores de oficinas.

Compartir:

Fuentes