Cómo hacer crecer el negocio arquitectónico en 2020. - MEPAL
Por: Mepal

Cómo hacer crecer el negocio arquitectónico en 2020.

27 enero, 2020

Tendencias de diseño

Los negocios necesitan estar atentos a las tendencias globales que transforman el mundo y los hábitos de vida. En esta década se esperan cambios exponenciales en diversos sectores, producto de los avances tecnológicos, el desarrollo de las sociedades y el establecimiento de metas para ser más ecológicos y usar con eficiencia los recursos naturales. La arquitectura y el diseño no están exentos de estos cambios. De hecho, la Organización de las Naciones Unidas estima que en 2030 cerca del 70% de la población mundial residirá en ciudades, lo que amerita construir y diseñar nuevos espacios para vivir y trabajar.

 

La lucha contra el cambio climático requiere el uso de materiales de construcción amigables con el medioambiente y la incorporación de áreas verdes en los diseños. A su vez, las nuevas tecnologías permiten visualizar un proyecto que todavía no se ha construido o utilizar grandes cantidades de datos para conocer los riesgos y las oportunidades de una edificación que se proyecta.

 

En un sector tan competitivo como la arquitectura y el diseño, con firmas y estudios por todo el mundo, es importante estar al día de las tendencias y los factores que garantizarán el crecimiento del negocio en 2020.

 

1. Estar en constante formación

 

Así como el mundo cambia, las exigencias de las profesiones también, producto, por ejemplo, de modificaciones de los reglamentos o de actualizaciones de los conocimientos. En 2020 se necesitan nuevas soluciones de arquitectura y diseño que solo los profesionales en constante formación pueden ofrecer.

 

Esa actualización implica el estudio continuo de las últimas tendencias en diseño, materiales, tecnologías y sistemas de construcción. Para arquitectos y diseñadores son útiles los cursos relacionados con realidad virtual, entornos inmersivos y nuevas tendencias de construcción y diseño de oficinas. También es importante que estén al día con los parámetros de las certificaciones LEED® y WELL®, que promueven la construcción de edificaciones con menor impacto ambiental (mediante el uso de materiales ecoamigables y la gestión eficiente de recursos como agua y la luz) y garantes del bienestar de sus ocupantes.

Tendencias arquitectónicas

Créditos: unsplash

2. Tejer redes y alianzas: networking

 

La arquitectura como negocio se alimenta del networking, en reuniones, conferencias o ferias especializadas. Conocer clientes, diseñadores, agencias, empresas de construcción u otros arquitectos puede servir no solo para conocer sus servicios, habilidades y experiencias, sino para aumentar las posibilidades de trabajar en proyectos conjuntos. Incluso es fundamental para encontrar socios con habilidades que no se tienen.

 

Una de las claves para triunfar en el networking es crear una propuesta breve (elevator pitch) que explique los servicios que como arquitecto, diseñador o estudio se ofrecen. La propuesta deberá incluir el elemento diferenciador, el alcance de la solución planteada y su importancia para el público.

 

3. Emplear redes sociales para hacer visible el trabajo

 

Grandes estudios de arquitectura como Foster and Partners, Zaha Hadid Architects y BIG Bjarke Ingels utilizan Instagram para mostrar sus diseños. El objetivo es conectarse con su audiencia y dar a conocer los proyectos, productos terminados, entornos construidos e inspiraciones en paisajes urbanos. Las actualizaciones incluyen intercambio de contenido, videos, fotos y material de prensa de los proyectos. A medida que más y más personas vean el trabajo, la lista de prospectos probablemente crecerá.

 

Asimismo, las redes sociales pueden utilizarse para difundir investigaciones y conversar sobre los tipos de cosas que los arquitectos consideran importantes con respecto a materiales de construcción y su rendimiento, fiabilidad, procesos de fabricación, soporte y quiénes lo utilizan y cómo.

 

El contenido que el estudio difunda debe aportar valor para la audiencia, en lugar de publicitar los servicios. Esta estrategia hará que la audiencia se fidelice y confíe en la marca, al punto de posicionarla como experta, puesto que encontrará contenido que responda a sus intereses específicos, les informe o les aclare dudas.

 

4. Sacar provecho de las nuevas tecnologías

 

La realidad virtual ofrece una mejor comprensión sobre cómo funcionará cualquier cosa, incluso en la etapa de diseño. El objetivo es que los elementos se puedan adaptar y cambiar más rápidamente de lo que se podría haber hecho antes. Hasta para quienes diseñan interiores es posible apreciar exactamente cómo la luz llenará un espacio.

 

Si la realidad virtual permite explorar un espacio que aún no se ha construido, con la realidad mixta los arquitectos pueden explorar un espacio que ya existe. «La realidad mixta mezcla objetos virtuales interactivos en un área física», afirma Michael Shyu, arquitecto en la oficina de Perkins + Will, en Boston. Antes, los arquitectos tenían que visitar los sitios de trabajo con rollos de dibujos que intentaban conciliar con el espacio físico. Con realidad mixta es posible ver un modelo 3D superpuesto en el espacio real.

 

Así como existen las tecnologías inmersivas, también es importante formarse en el uso de los algoritmos de aprendizaje automático y procesamiento de grandes cantidades de datos para definir los objetivos, los párametros y las restricciones del diseño; esto permite optimizar las soluciones, tomar decisiones más acertadas y mejorar el producto final.

Créditos: unsplash

5. Construir una marca personal

 

Es fundamental crear un portafolio de trabajo que pueda mostrar los mejores proyectos que se han hecho y que sean de interés para un nicho de clientes. La marca personal deberá responder tres preguntas: quién se es, qué se hace y cómo lo hace, acompañado del elemento diferenciador sobre otros diseñadores, arquitectos o empresas.

 

La exposición deberá hacerse en redes sociales y estar guiada por las necesidades del público objetivo; la idea es resaltar lo que se puede hacer a partir de lo que buscan los clientes. Es importante descartar cualquier proyecto que no refleje el tipo de trabajo que se desea atraer y presentar los mejores proyectos de forma detallada.

 

Hablar en eventos, paneles de discusión, conferencias y presentaciones con empresas y grupos de contacto es necesario para fortalecer la marca personal. También lo es compartir las ideas y obras por redes sociales y fortalecer la propuesta de ascensor (elevator pitch). Existen cinco claves puestas en práctica por algunos de los arquitectos más reconocidos para construir su marca personal que vale la pena adoptar.

 

6. Incorporar nuevas tendencias en el diseño

 

En 2020 las tendencias se inclinan por el mobiliario modular, multifuncional, liviano y ergonómico que se adapta a cualquier espacio y propósito; y por los materiales naturales, el diseño geométrico y las áreas abiertas sin paredes ni barreras que pueden transformarse en cualquier otro espacio.

 

En las oficinas será común el regreso de la madera (ahora de origen sostenible), a medida que las empresas toman en cuenta los objetivos de sostenibilidad y son más conscientes del cuidado del medioambiente. La madera no solo es útil para paredes, pisos y encimeras, sino que también agrega textura biofílica y calidez a las oficina. Espacios de trabajo prefabricados de madera y vidrio, paredes de madera y musgo, mesas de café hechas de árboles preservados, y maderas refinadas y recuperadas son adiciones populares al nuevo diseño de oficinas.

 

Incorporar en 2020 estas estrategias y tendencias del mundo de la arquitectura y el diseño es fundamental para estar en la mente de posibles clientes, otros estudios y empresas con las que se pueda hacer alianzas. El objetivo final es resaltar frente a la competencia.

Compartir:

Fuentes