LAS HIPERAULAS: el futuro del diseño de aulas en Ecuador - MEPAL
Por: Mepal

LAS HIPERAULAS: el futuro del diseño de aulas en Ecuador

21 enero, 2020

ESPACIOS EDUCATIVOS

La educación evoluciona a pasos agigantados. Y no nos referimos solo a la actualización de los contenidos. En los últimos años se han creado modelos pedagógicos alternativos a la educación tradicional, aquella en la que el docente es el dueño del conocimiento y enseña a un grupo de estudiantes en un pequeño salón de clases. El surgimiento de la edTech —la educación basada en innovación y tecnología— ha favorecido nuevos ambientes de aprendizaje como:

 

  • Homeschooling: aprendizaje en casa, guiado por tutores.
  • Peer learning o peer to peer (p2p): aprendizaje entre pares, sin jerarquía ni autoridades; los estudiantes se enseñan entre sí.
  • Edupunk: aprendizaje basado en la creatividad, que rompe paradigmas y deja a un lado las plataformas preestablecidas.
  • DIY: siglas en inglés para “hazlo tú mismo”; fomenta el aprendizaje autónomo.
  • MOOCs: siglas en inglés de “cursos en línea masivos y abiertos”; plataformas que facilitan el aprendizaje a distancia para cualquier persona. Muchos de estos cursos son además gratuitos.

Créditos: Mepal

Estos son ejemplos de cómo actualmente se reconfiguran el aprendizaje y sus ecosistemas, las formas de enseñanza y las relaciones entre el docente y los estudiantes. Pero no se trata solo de las nuevas modalidades virtuales. En el ámbito de la educación presencial han surgido las “hiperaulas”: ambientes físicos con mobiliario, colores y herramientas dispuestos de manera que los docentes pueden integrar la tecnología a la enseñanza y el aprendizaje. Las características principales de las hiperaulas son:

 

  • Hiperespacio: las hiperaulas son abiertas y amplias. En ellas los estudiantes pueden trabajar de manera individual o grupal, en labores autónomas o compartidas, simultáneamente o en tiempos diferentes. El mobiliario puede cambiarse de sitio, lo que permite que los estudiantes puedan ir de un lado a otro, cambiar de escenario, de equipo y de contenido o tema. La flexibilidad y la diversidad destacan en los hiperespacios; en ellos se encuentran muchas herramientas y, por si fuera poco, pueden reconfigurarse cuando se necesite, para ampliar espacios, ajustar sillas o escritorios, etc.

 

  • Hipermedia: en las hiperaulas se rompe lo lineal y lo homogéneo del texto impreso, pues cambian las dinámicas y los medios de acceder a la información. Gracias a la tecnología (computadores, tabletas, celulares, entre otros), ya no se aborda un solo texto; se puede acceder a muchos fragmentos de libros sobre el mismo tema y analizar diversas perspectivas al mismo tiempo. La educación pasa a ser transmedia —se emplean múltiples medios y plataformas de comunicación— y el contenido se retoma con inmediatez, gracias a la nube y los dispositivos electrónicos conectados entre sí. Por lo tanto, el diseño y la infraestructura deben contemplar mobiliario inteligente, adaptado a la tecnología.

 

  • Hiperrealidad: al modelo educativo tradicional se suman la inteligencia artificial, la realidad virtual y la realidad aumentada. Es posible aprender mediante escenarios simulados. La innovación de los equipos y dispositivos es clave en las hiperaulas; por lo tanto, los diseñadores y arquitectos deberán crear espacios de inspiración en los que sea posible materializar estas experiencias.

 

  • Codocencia: la supremacía del docente queda atrás. En las hiperaulas la enseñanza es colaborativa: dos o más docentes diseñan experiencias para varios grupos de estudiantes, casi siempre del mismo curso, pero a veces multidisciplinarios, a fin de complementar sus labores y ampliar la visión de los estudiantes. Debe haber espacios para reuniones personalizadas con estudiantes con necesidades especiales, para tormentas de ideas y para la cocreación.

 

Las hiperaulas permiten adaptar el proceso de aprendizaje a las características específicas de cada estudiante: el ritmo al que aprende, sus competencias o intereses, y sus necesidades espacio-temporales para cumplir sus tareas. La posibilidad de adaptar los espacios educativos a todos los aprendices abre un sinfín de oportunidades para el futuro de Ecuador, que busca formas innovadoras para la educación del mañana.

Compartir:

Fuentes